Palacio Pedro I

Primer tercio del S. XIV

Este palacio lo levantó el padre de Pedro I “el Cruel”, Alfonso XI, para conmemorar la victoria de 1340 en la Batalla del Salado. Alfonso XI, un día lejano de aquel año, se encomendó afortunadamente a la Virgen de Guadalupe. En agradecimiento por su ayuda reconstruyó la entonces derruida iglesia y la ensanchó. De algún modo, tanto este palacio como el monasterio, son fruto de la misma batalla.

Palacio de Pedro I (interior del claustro)