Entrevista Pedro Antonio Alonso

Tesoro de Guarrazar

La gente entra y sale de las casas. Los árabes están cerca. Todos han oído hablar de la barbarie de los invasores. Deambulo hasta el cementerio. Allí veo a unos sacerdotes con unas arcas. Pedro Antonio Alonso cree que pueden ser los mismos que escondieron el tesoro. “Para que los árabes no se hicieran con estas coronas las escondieron en una tumba”, afirma. Se trataba de algo provisional. La idea de los sacerdotes visigodos era recuperarlas tras la invasión. No sabían que duraría siglos. Cuando ellos marchan del cementerio les sigo, de nuevo contagiado por las prisas.

Audio Entrevista