Igleseia de Santo Domingo de Guzmán

S. XV

San Vicente Ferrer viene de Guadalupe. No levantó la vista de sus zapatos de madera e ignoró mi saludo. Le veo caminar con una lentitud exasperante. A falta de unas leguas se ha desviado hacia unos caseríos. Cada vez son más los que salen para verle llagar. Parecen intrigados. Viven a las afueras porque son judíos. Algunos moriscos. En el pueblo se les desprecia. Desde la distancia veo a San Vicente levantar las manos. Todo lo que sigue me lo sé. Le dejo predicando y reanudo el camino. Pienso en el cura y en su débil voz. Él fue el que me habló de aquella conversión. San Vicente se los llevó al pueblo. Juntos levantaron aquella iglesia, consagrada al fundador de la orden dominica. La Iglesia es del siglo XV. El cura no sabe que San Vicente está a las afueras, dando pasitos sobre el barro. Para él todo esto forma parte del pasado.

Calle 27 (hacia poniente)

Iglesia de Santo Domingo de Guzmán - exterior